Favor de leer esto primero

 

 

Favor de mirar todo este video o lea esta carta en su totalidad antes de inscribirse para ir a Misa. Abajo de esta pagina web se puede inscribir. -Gracias, Padre Rodriguez

 

31 Mayo, 2020

 

Estimados feligreses del Sagrado Corazón y la Iglesia Católica de San Benito,

 

¡Feliz día de Pentecostés! Le pido a Dios que este mensaje los encuentre bien a ustedes y a sus familias y aún así estén llenos de la alegría de la Pascua. Al conmemorar el descenso del Espíritu Santo, celebramos y renovamos nuestra misión como Iglesia. Desde nuestras últimas Misas públicas el domingo 15 de marzo, mucho ha sucedido. Fue con gran sacrificio que nuestra iglesia implementó los protocolos de la orden “Quedarse en casa” al cerrar nuestras puertas. La prueba de esta pandemia se ha vuelto aún más amarga para nosotros al no tener el consuelo de los sacramentos y la fuerza de reunirnos como comunidad. Sin embargo, muchas cosas también nos han traído esperanza y estoy encantado de compartir con ustedes algunos de los próximos pasos para nosotros como iglesia.

 

Mirando hacia el futuro y preparándonos para reabrir

El pasado lunes 25 de mayo, el estado de California emitió pautas para que los lugares de culto comiencen servicios religiosos en persona. Sobre la base de estas reglas gubernamentales, el viernes 29 de mayo, nuestro Obispo Daniel García emitió sus propios requerimientos que debemos seguir para volver de manera segura y sostenible a la celebración pública de la Misa. La gran noticia es que pronto tendremos Misa, sin embargo, las cosas serán diferentes. Habrá restricciones y adaptaciones que deben implementarse para su salud y seguridad. Por supuesto, debemos hacer todo lo posible para prevenir casos individuales entre nuestros feligreses, pero también debemos hacer nuestra parte para evitar un nuevo aumento en los casos que nos obliguen a cerrar nuestras puertas nuevamente.

 

¿Cuándo volveremos a tener Misa?

Nuestro objetivo es comenzar a tener una Misa pública el lunes 8 de junio, de acuerdo con los requerimientos del Obispo. Esperamos tener nuestras primeras Misas dominicales el 14 de junio, la fiesta de Corpus Christi. La prudencia dicta que empecemos poco a poco con asistencia de feligreses y horario limitados. Se les pide paciencia mientras aumentamos lentamente la cantidad de Misas que ofrecemos y la cantidad de personas que pueden asistir.

 

¿Cuántas personas pueden ir a Misa?

En la Iglesia San Benito podemos tener un total de 100 personas presentes en una Misa. En Sagrado Corazón acomodaremos a un total de 50 personas presentes en la Misa.

¿Cómo decidiremos quién irá a qué Misa?

Inicialmente, utilizaremos un sistema de registro por internet para evitar que demasiadas personas vayan rumbo a una Misa y tengan que ser rechazadas en la puerta. Podrá llamar a la oficina si necesita ayuda para inscribirse por internet. Compartiremos más detalles cuando el sistema esté listo.

 

¿Todos tenemos que ir a Misa? ¿Qué pasa si soy particularmente vulnerable? ¿Qué pasa si no estoy listo para salir e ir a Misa?

La dispensa del obispo de la obligación de asistir a la Misa dominical sigue vigente. Nadie está obligado a ir a Misa durante estos días. De hecho, le pedimos a cualquier persona que tenga 60 años de edad o más, o a cualquier persona inmunocomprometida o particularmente vulnerable que se quede en casa. También muchas personas pueden estar nerviosas o ansiosas por venir a Misa, o tal vez quieran esperar para ver cómo les va primero. Eso está perfectamente bien. Tómese su tiempo y vengan cuando estén listos.

 

¿La parroquia continuará transmitiendo Misas en vivo?

Sí. De acuerdo con lo que se acaba de mencionar, muchas personas aún se quedarán en casa. Para continuar apoyándolos, nuestra parroquia seguirá haciendo transmisiones en vivo de Misas por internet.

 

¿Tendré que usar cubre bocas? ¿Habrá inspecciones de síntomas en la puerta?

Se espera que todos usen cubre bocas o una cubierta facial durante toda la Misa. Las únicas excepciones son los niños menores de 2 años y el sacerdote celebrante. Pero incluso el sacerdote tiene que usar un cubre bocas durante la distribución de la Sagrada Comunión. Todos los que entren a la iglesia serán revisados por calentura. Además, se colocarán carteles en los que se le preguntará a cualquier persona que experimente los síntomas de COVID-19 o que no se sienta bien en su hogar.

 

¿Podremos recibir la Sagrada Comunión?

Sí. Distribuiremos la Sagrada Comunión en la Misa. Le informaremos pronto sobre los detalles de cómo caminar mientras mantiene el distanciamiento social y cómo manejar su cubre bocas mientras recibe la Sagrada Comunión. No estaremos distribuyendo la Sagrada Comunión bajo ambas especies, es decir, no estaremos distribuyendo la Preciosa Sangre en este momento.

 

¿Podré recibir la Sagrada Comunión en la lengua?

Debido a los riesgos involucrados en recibir la Sagrada Comunión en la lengua durante esta pandemia, riesgos no solo para el comulgante que recibe la Comunión, sino también para el ministro que distribuye y los otros que también recibirán, el Obispo nos ha pedido a todos que recibamos la Sagrada Comunión en la mano. El obispo Daniel hace esta solicitud después de pensar, orar y consultar. Es temporal y no está hecho de una preferencia litúrgica u oposición ideológica a recibir en la lengua. El respeto filial por los deseos de nuestro Obispo como sucesor de los Apóstoles es una virtud santa y está de acuerdo con una recepción reverente de nuestro Señor que se entrega en la Cruz en obediencia filial al Padre. Con eso en mente, si las dudas en recibir la Sagrada Comunión en el las manos siguen siendo serias, permítanme darla individualmente fuera de la Misa para no hacer del momento de la Sagrada Comunión una escena de tensiones y malentendidos.

 

¿Podré sentarme en mi banca favorita?

Probablemente no. Para mantener el distanciamiento social, los asientos no solo se marcarán, sino que se le pedirá que se siente en el próximo lugar disponible para que todos entren a la iglesia de manera ordenada. También serán despedidos de manera ordenada al final de la Misa para que no nos juntemos amontonados en la puerta al salir de la iglesia.

 

¿Habrá desinfectante de manos en la iglesia?

Sí. Habrá incluso más dispensadores disponibles en las puertas para su uso que antes, pero le recomendamos que traiga su propio desinfectante para manos para que pueda usarlo en la banca o en cualquier otro momento que desee durante la misa.

 

¿Los baños estarán abiertos?

Los baños estarán cerrados a menos que alguien tenga una emergencia. Los baños deben desinfectarse después de cada uso. Por favor tomen el tiempo para planificar con anticipación para que no sea necesario usar los baños en la iglesia y así no solo reducirá en gran medida el trabajo para nuestro personal sino que también reducirá el riesgo involucrado para usted y para los demás.

 

¿Habrá música? ¿Qué tal cantar?

Sí. Cuando tengamos música, será proporcionada por un acompañante y un cantor solamente. No podemos tener coros enteros en este momento. Además, dado que el canto aumenta en gran medida la propagación del virus, lo invitamos a escuchar en oración la música proporcionada en lugar de cantar. Todos los himnarios y misales se han eliminado para evitar la propagación del virus a través de estos elementos.

 

¿Cuál será el horario de misas?

No volveremos inmediatamente a un horario completo de Misas, pero aumentaremos constantemente el horario de Misas a medida que nos familiaricemos con todos los procedimientos. Todavía estamos finalizando el aspecto de las dos primeras semanas y enviaremos el calendario pronto.

 

¿Las puertas de la iglesia estarán abiertas todo el día para que pueda pasar y rezar?

No dejaremos las puertas de la iglesia abiertas de inmediato. Estamos centrando todos nuestros esfuerzos en ofrecer Misas y servicios programados y bien organizados. Con eso en mente, no solo ofreceremos Misa, sino también tiempos de Adoración del Santísimo Sacramento y Bendición. Una vez que nos sintamos cómodos con nuestros procesos para eventos programados, haremos planes para abrir las puertas de la iglesia por períodos de tiempo más largos.

 

Algunas palabras de agradecimiento

Mi sincero agradecimiento al obispo Daniel García por su liderazgo prudente y decisivo durante este tiempo. Agradezco al equipo administrativo de la Diócesis de Monterey que ha trabajado incansablemente para apoyar a nuestras parroquias con nuestras necesidades financieras y para ayudarnos a comprender e implementar todas las diversas pautas para nuestra iglesia y oficina. Desde que se desarrollaron los eventos iniciales de esta primavera, el p. Rodríguez, p. Dat y yo hemos estado orando por ustedes a diario. Les agradezco su buen consejo, trabajo duro y compañía.

 

Finalmente, les agradezco a todos ustedes, nuestros feligreses, por su paciencia y aliento durante estos días, particularmente frente a la incertidumbre sobre lo que sigue y en cuestión de cuando se harán las cosas. También les agradezco a todos por el testimonio de su fe. Escuchar a muchos de ustedes hablar de su hambre por la Eucaristía y por la Confesión ha fortalecido mi alegría como sacerdote, habiendo consagrado mi vida a Dios para poder dar estos sacramentos.

 

Sigamos orando por todos aquellos que están enfermos de esta enfermedad, aquellos que trabajan en la línea del frente en todas sus diversas capacidades, y todos aquellos que se ven agobiados por dificultades financieras o por miedo y ansiedad.

 

Paz y todo bien

El P. Stephen Akers

Administrador Parroquial

Iglesia de Sagrado Corazón y San Benito

 

Para inscribirse para Misa haga clic aqui